La necesidad de aprender español: una aproximación histórica a la enseñanza de la lengua española en Inglaterra

por Dra. Matilde Gallardo , Visiting Research Fellow,  Spanish, Portuguese and Latin American Studies King´s College London.

Otras publicaciones de la autora sobre el tema, aquí.

El aprendizaje de lenguas vivas ha estado vinculado desde tiempo inmemorial a la necesidad de los seres humanos de comunicarse unos con otros por motivos personales, profesionales o de cualquier otro tipo. El interés por aprender la lengua española en Inglaterra ya aparece documentado a partir de los siglos XVI y XVII y se debió principalmente a la presencia de intelectuales, disidentes políticos y religiosos, que encontraron refugio y apoyo entre los círculos académicos de este país, fundamentalmente en Oxford, donde se dedicaron a la enseñanza de su lengua materna así como de las lenguas clásicas[1]1. Con el inicio de la expansión colonial de Inglaterra y el desarrollo del comercio internacional en el siglo XVIII, el estudio del español con fines prácticos se convirtió en una necesidad que autores como el español Félix Antonio de Alvarado y el inglés Capitán John Stevens supieron aprovechar con la publicación de manuales y diálogos conversacionales para el uso de viajeros y diplomáticos. Sus métodos llegaron a ser muy conocidos y sirvieron como modelos para futuras publicaciones de este tipo[2].

La demanda de materiales para el aprendizaje de lenguas modernas, y más concretamente del español, se vio incrementada en el siglo XIX por el desarrollo de las relaciones comerciales y diplomáticas de Inglaterra con el resto del mundo que hicieron de Londres el epicentro económico y cultural de Europa. Por otra parte, el efecto combinado de la industrialización y la urbanización sobre el aumento de población y el desarrollo de una nueva clase social, la clase media, relacionada con las actividades comerciales y las finanzas alentó el interés de la industria editorial por las lenguas modernas. A lo largo de todo el siglo veremos desarrollarse un exitoso mercado de manuales y libros de texto, entre los que figuran gramáticas, diccionarios y manuales de correspondencia bilingüe, vocabularios y libros de ejercicios y lecturas, que fue convenientemente explotado por autores como Ahn, Ollendorff, Hossfeld, Hugo and Berlitz, cuyos métodos adquirieron gran popularidad más allá del mercado europeo de la época, extendiéndose en algunos casos hasta bien entrado el siglo XX[3].

Seguir leyendo “La necesidad de aprender español: una aproximación histórica a la enseñanza de la lengua española en Inglaterra”

Anuncios